Desde pequeña siempre he sido una chica rellenita, hasta que un día decidi ponerme a dieta, eso fue cuando tenía 12 años. Y se puede decir que desde esa edad llevo a dieta, tengo 25 y estoy un poco aburrida.

Un día encontré en internet la antidieta y he decidido empezar a llevarla a cabo. Parece que es un poco complicado pero la verdad es que lo único que hay que hacer es cambiar los malos hábitos alimenticios e ir adaptándose poco a poco.

Bueno os voy a contar un poco como lo estoy haciendo. Para empezar he cogido una libreta en la que voy apuntando las cosillas que voy descubriendo sobre mi. Cuando comáis algo que veáis que os sienta mal, que os hace engordar o cosillas de ese tipo la apuntáis en la libreta.

Por ejemplo me he dado cuenta de que el zumo de naranja con un kiwi para desayunar me sienta muy bien, esto sería un buen hábito; mientras que cenar mucho por la noche me hace engordar, este sería un mal hábito.  Y así con más cosillas.

Las cosas que veáis que no os sientan bien las elimináis de vuestra alimentación, mientras que las que os van bien las podéis fomentar.

¿A que no es tan dificil? Una cosa que hay que tener muy en cuenta es la fuerza de voluntad, no debéis perderla en ningún momento.