Pues sí, me gusta probar todos estos productos raros de comida instantánea. Y mucho más si es de comida china o japonesa, en especial el Ramen.

Incluso “obligo” a quién me rodea que también forme parte de este manjar culinarío instantáneo. A mí hermano ya lo he enganchado, y a mi novio pronto, porque sabe que cuando vivamos juntos será lo que le toque cenar muchas veces juas juas.

Bueno, a lo que iba. Estos los compré en el hipercor, pero también los he visto en el carrefour. Así que, supongo, que estarán en más tiendas.

Son unos sobrecitos de colores muy chillones que te incitan a comprarlo, y los hay de muchos sabores (pollo, ternera, curry, gambas,…, por lo menos esos son los que he probado hasta ahora). Y dentro del sobre, te viene la pasta de fideos de arroz y dos o tres sobrecitos pequeños.

250px-instant_ramen1

El proceso es el siguiente:

  1. Abrimos el sobre y sacamos el contenido
  2. Ponemos un cazo pequeño con las proporciones de agua que nos indique en el sobre
  3. Ponemos la pasta en un cuenco y cogemos a mano dos platos, uno lo usaremos debajo para no manchar nada si se derrama el caldo del ramen y el otro lo usaremos como tapadera para dejar unos minutos el ramen haciendose aún en el cuenco.
  4. Cuando tengamos el agua a punto de ebullición, metemos el contenido de los sobres y damos dos o tres vueltas al caldo.
  5. Ahora, echaremos el caldo calentito al cuenco con la pasta y lo taparemos, esperamos 3-4 minutos y lo destapamos. Que es cuando podremos mover con los palillos chinos (hay que ser tradicional) la pasta dentro del caldo.
  6. Lo que sigue es… cometerlo asi sin más o añadirle más cositas como…un huevo duro, pan tostado, trocitos de carne, trozos de verdura, etc… al gusto del consumidor.

ramen

La foto del ramen no es mia, cuando pueda arreglar la máquina de fotos os subire uno de mis ramens; pero para que veáis más o menos como quedaría se la tome prestada a shiroi-neko. Estoy enganchada a su blog, me encanta.